Ir al contenido principal

Programa tu MENTE para ADELGAZAR

Cuando una persona con problemas de peso afirma amarse tal cual es, surge alrededor un enorme debate acerca de lo "bien" o "mal" que está eso.

Por un lado se encuentran comentarios como:
"Eso es fomentar los desórdenes alimenticios"
"Deberías preocuparte por tu salud"
"Es una excusa para no cambiar"

Y la contraparte:
"Eres hermoso/a tal cual eres"
"Hay que romper con el estereotipo de belleza"
"Si eres feliz, ¡qué importa el físico!"

Este debate, genera cierto conflicto en las personas que padecen desordenes alimenticios, sobrepeso o delgadez, incluso si se trata de unos pocos kilos de diferencia con su peso ideal. Existe la creencia errónea de que aceptar un cuerpo en estas condiciones significa que no existe la necesidad de cambiarlo. Esto ocasiona temor hacia la aceptación, principalmente en quienes buscan mejorar, ya que consciente o inconscientemente piensan que amar a su cuerpo en esas condiciones será un obstáculo que las mantendrá estancadas siempre en el mismo peso. El resultado de esto es el rechazo por uno mismo, la baja autoestima e incluso la depresión. Se transforma en un círculo vicioso donde el desorden alimenticio no permite que haya amor propio, y esa falta de amor propio impide que haya un cambio.
Mucho se habla de dietas y ejercicio, pero hay un punto de suma importancia que se suele dejar de lado. Esto es un gran error ya que en él radica la mayor parte del cambio: la mente.
Por ese motivo, he recopilado las siguientes claves para cambiar nuestro peso y figura física a partir de la relación existente entre el cuerpo y la mente.

3 CLAVES PARA TENER EL CUERPO DE TUS SUEÑOS

1 - Lo que crees, lo creas

Seguramente has escuchado hablar sobre la  Ley de Atracción. Está bien si ese rollo no va contigo, podemos hablar entonces del sistema de activación reticular (SAR). Este es el encargado de la regulación del estado de vigilia, es decir, el nivel de consciencia. El SAR es el que dirige nuestro "foco de atención". Por ejemplo: Nos pone en alerta ante el peligro y busca las señales que nos advierten de este. Mientras esto ocurre, no nos centramos en el hambre, el frío o el sueño, sino en lo que hay en nuestro entorno que puede hacernos daño. Incluso si el peligro no es real estaremos buscando las señales de este.
Tu cerebro va a intentar justificar todas tus creencias, por lo que si piensas, por ejemplo, que alguien no te quiere, tu foco captará cada vez que esa persona haga algo que te moleste y vas a pasar por alto las veces que hace cosas buenas por ti.
Llevando este concepto a nuestro cuerpo, si crees que tu figura no se ve bien vas a estar enfocándote en tus defectos, sintiéndote incómoda con cada uno de ellos y sintiendo culpa al comer mal o no ejercitarte. Si empiezas por revisar tus creencias, será más sencillo realizar el cambio externo.
Podemos comenzar por dejar de pensar en las cosas que hacemos mal y castigarnos por los malos hábitos. Si cambiamos el foco hacia lo que hacemos bien la percepción de nosotros mismos cambiará:
Tal vez te des cuenta de que caminas mucho durante el día. O que hoy tomaste un snack saludable. Quizá reíste mucho, ¡y eso también quema calorías!
Pueden ser cosas pequeñas, pero al ser consciente de ellas comenzarás a buscar más ese tipo de momentos. Tu foco habrá cambiado y poco a poco te encontrarás haciendo cosas que favorezcan a tu cuerpo con mayor regularidad.

Además, tu cuerpo comenzará a trabajar de una forma diferente. ¿Has escuchado sobre los embarazos psicológicos? Son mujeres que creen estar embarazadas y tienen todos los síntomas (incluso les crece la barriga) pero en realidad no lo están. Bueno, algo similar ocurre con la figura de nuestro cuerpo: si comenzamos a percibirnos como personas activas, nuestro cuerpo comenzará a responder como tal.
La relación mente-cuerpo es realmente poderosa e impactante en nuestras vidas. Por ese motivo, es de suma importancia tener consciencia de aquello que pensamos y decidimos creer.

2 - La acción debe preceder a la intensión

Es algo tan obvio que solemos pasarlo por alto. Si nuestra intención es bajar de peso y estar saludables no deberíamos estar comprando comida rápida ni alimentos ultraprocesados. Nuestras acciones deben estar alineadas con aquello que queremos lograr. Muchos pueden tener la intención o el sueño de ser, por ejemplo, un campeón olímpico; pero solo lo logrará aquel que se levante del sillón, entrene y se prepare durante años hasta llegar a lo alto del podio.
Este punto, de cierta manera, connota en lo mismo que el anterior:

Lo que pensamos define cómo nos sentimos y lo que sentimos lo que hacemos.

Se trata de tomar consciencia acerca de las cosas que hacemos. Cada vez que te des cuenta de que estás realizando (o por realizar) algo que va en contra de tu objetivo, déjalo de lado. No se trata de castigarnos, sino de reorganizarnos para vivir una vida que realmente queremos tener.

3 - Aceptación no es lo mismo que conformismo

El conformismo es quedarse en el lugar que ya conoces sin importar si realmente te gusta o no. Es tomar esa zona de confort como si fuera tu hogar y no abandonarlo porque ya estás familiarizado con él. Evidentemente, eso no te ayudará a cambiar tu peso.
Lo que debemos hacer, es aceptarnos. Debemos comprender el punto en el que nos encontramos para poder partir hacia el punto en el que queremos estar. Pero no solo se trata de aceptar la situación, sino también a nosotros mismos:

El primer paso para generar un cambio positivo en nosotros es aceptar lo que somos ahora. Si no nos tenemos amor, no vamos a querer hacer cosas para cambiar, para hacernos bien.

Piensa en la gente a tu alrededor. Cuando la quieres buscas mimarla y cuidarla, ¿verdad? No harías lo mismo con una persona que no quieres. Ese mismo trato que realizamos consciente o inconscientemente se traslada a nuestra forma de hablarnos y tratarnos a nosotros mismos.
Acéptate sin miedo, no vas a estancarte por ello, al contrario, eso es lo que te permitirá mejorar.

Y AHORA, ¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Yo diría que por la paciencia. Este tipo de cambios lleva cierto tiempo, pero eventualmente llegarás a tu objetivo.
No abandones un sueño porque 'lleva tiempo', el tiempo pasará de todos modos.
La experiencia puede ser diferente dependiendo la persona. Pero se me ocurren algunas cosas esenciales a la hora de poner la teoría en práctica:
  1. Cuida cómo te hablas
  2. No te castigues por lo malo y felicítate por lo bueno
  3. Fija tu objetivo y actúa con la certeza de que vas a cumplirlo
Espero que esta información te sea de suma utilidad. Tomar consciencia sobre lo visto no solo va a llevarte a conseguir un cuerpo con el que te sientas cómoda, sino que fomentará tu amor propio y te impulsará a la búsqueda de un nuevo estilo de vida más saludable.
¡Éxitos!

VIDEO RECOMENDADO


Comentarios

Entradas populares de este blog

4 MÉTODOS PARA ATRAER TODOS TUS DESEOS

El control sobre nuestros pensamientos, la eliminación de límites mentales, el positivismo y la creencia de que todo es posible, son algunas de las consecuencias que la Ley de Atracción trae a nuestras vidas. Aquellos que la emplean, enfocan su energía en los pensamientos de abundancia que van en pro de sus metas y no le temen a la incertidumbre del futuro. Confían en sus sueños y van a por ello. Suena algo difícil de lograr, pero una vez que conoces el poder de tu mente y de la ley, puedes confiar en que realmente obtendrás aquello que tanto deseas: amor, dinero, ganar sorteos, conseguir trabajo, reencontrarte con alguien o cualquier cosa que tengas en mente. Si nunca la has aplicado o no estás segura de cómo hacerlo, te recomiendo leer el artículo Cómo aplicar la ley de atracción en 7 pasos . Te ayudará a tener la mente más clara antes de comenzar a utilizar los procedimientos que te presento a continuación. En esta oportunidad, te traigo cuatro de los métodos más conocidos que s

RETO: 30 Días de Amor Propio

E l factor principal que influye en nuestra calidad de vida, es el amor propio . Influye enormemente en nuestro autoestima, determinando la mayoría de las decisiones que tomamos día a día: qué comemos, cuánto nos ejercitamos, en qué decidimos trabajar, las veces que decimos "no" a algo que no nos apetece hacer... Todas estas acciones son impulsadas según cuánto amor y respeto sintamos por nosotros mismos. Incluso el resentimiento dentro de nosotros puede hacernos actuar de forma inadecuada con las demás personas. Peleas con otros porque vas acumulando basura dentro de ti y tienes que tirarla afuera. La guerra no es el problema, el problema es el ser humano. Y la guerra no está afuera, está adentro. Y si no has peleado la guerra internamente, la pelearás afuera. Si has peleado la guerra internamente y has salido victorioso, entonces la guerra cesará. Es la única forma. Esta frase de Osho expresa con claridad el amor propio con respecto a nuestras relaciones inte

¿Por qué la Ley de Atracción NO te está dando Resultado?

La Ley de Atracción es un arma muy poderosa que podemos usar en nuestro día a día para obtener todo aquello que deseamos. Es una herramienta sumamente útil que puede cambiar totalmente el modo en el que vivimos. Sin embargo, el ser humano es naturalmente desconfiado por lo que solemos sabotear nuestro propio poder, alejándonos de nuestros deseos. Existen varios escépticos ante el poder de la Ley de Atracción así como varios fanáticos. No obstante, también sucede que hay gente que quiere creer en ella pero no obtiene aquello que tanto espera y su fallo termina en desilusión ¿Por qué sucede esto? ¿No se supone que la Ley trabaja de igual forma para todos? Si estás intentado implementarla y sientes que te falla constantemente y nunca ves los resultados, es probable que en realidad estés teniendo algunos errores inconscientes a la hora de querer trabajar con ella. Aquí te traigo los errores básicos de la Ley de Atracción para que aprendas a identificarlos y cambiarlos. No siempre