Ir al contenido principal

DEPRESIÓN: Cómo salir del pozo

La depresión aparece de manera silenciosa y se va apoderando lentamente de nosotros. Día tras día nos sentimos más agotados, con menos ganas, nos quejamos más y comenzamos a buscar excusas para pasar todo el día en casa, y si es durmiendo mucho mejor, así no le damos vuelta a ningún asunto. Actúa al igual que los parásitos que viven de la sangre, solo que la depresión se alimenta de nuestra motivación y vitalidad.
Cuando esta enfermedad nos invade es difícil ver con claridad el camino, por eso he asociado el sentimiento con verse dentro de un pozo. Sin embargo, siempre existe una salida y solo seremos capaces de verla si nos proponemos cambiar la situación en la que estamos.

A continuación te presento los puntos bases que he establecido a partir de mi experiencia para poder lidiar con la depresión. Vale aclarar que siempre es mejor acudir a un especialista. Sin embargo, unos buenos consejos nunca están demás.



  • Acepta lo que te está pasando para poder cambiarlo, pero no establezcas la depresión como parte de tu identidad
Muchas veces intentamos reprimir nuestros sentimientos para fingir que nada malo ocurre en realidad. Esto es un grave error, ya que no puede arreglarse aquello que se ignora. Lo mejor es ser introspectivo, comprender lo que nos sucede y comenzar a trabajar sobre ello.
¡Pero cuidado! Es muy común que la gente termine aceptando a la depresión como algo de su "forma de ser" ¡FALSO! Jamás te identifiques con ningún tipo de enfermedad si quieres deshacerte de ella. Es un intruso en tu vida con el que te has estado amigando pero es hora de cortar vínculos. Tenlo en mente: su estadía será temporal.
  • Ya no busques problemas, busca soluciones. Y si no está en tus manos solucionarlo deja de quejarte en vano.
La depresión nos lleva a ser tan pesimistas que en muchas ocaciones terminamos por victimizarnos por todo lo que ocurre. La próxima vez que te des cuenta de que estás quejándote, toma un minuto para pensar realmente lo que está ocurriendo. ¿Cuál es realmente el problema? ¿Tiene una solución? ¿Qué puedo hacer yo ahora? Armar berrinches nunca nos llevará a algún lado.
Lo sé, muchas veces la misma angustia que sentimos nos hace creer que somos incapaces de solucionar las cosas, pero te aseguro que si indagas más profundo encontrarás la manera.
  • Elimina aquello que ya no sirve (objetos, personas, actitudes, hábitos, etc)
Si no lo usas hace meses, ¿qué te hace pensar que lo usarás mañana? Tira aquello que ocupa espacio innecesariamente y aquello que te genera malos recuerdos. Ser capaz de soltar es extremadamente liberador y nos da un ambiente mucho más ameno.
Si bien en el caso de las personas es más complicado, procura tener un trato diferente con aquellas que sabes que son tóxicas y pueden traer negatividad a tu vida.
  • Date tiempo, por mínimo que sea, para hacer algo que te gusta. ¡Y anímate a probar cosas nuevas!
Hacer lo que nos gusta genera cambios químicos dentro de nosotros que nos hacen sentir felicidad. Si puedes hacer algo que te guste en la mañana sería una buena manera de empezar el día.
También el hecho de probar cosas nuevas nos estimula de diferentes formas. Por eso, darte tiempo al menos una vez por semana mejorará enormemente tu actitud hacia la vida y seguramente te lleve a seguir buscando cosas que te hagan sentir bien. ¡La felicidad también puede ser adictiva!
  • No estás solo/a.
Hay un montón de gente que se siente de la misma manera, así como también hay gente que en algún punto de sus vidas estuvo en el mismo punto que tú y pudo salir adelante, al igual que tú lo harás también. Puedes conversar con gente para que te cuente sus experiencias o puedes ver videos en Youtube y podrás ver esta enfermedad de otra manera. Como dije en el primer punto, la depresión no te pertenece, es algo con lo que estás cargando.

Ten paciencia contigo mismo, no te castigues por tus caídas y festeja tus progresos.
¡Que tengas muy buena vida!

Comentarios

Entradas populares de este blog

4 MÉTODOS PARA ATRAER TODOS TUS DESEOS

El control sobre nuestros pensamientos, la eliminación de límites mentales, el positivismo y la creencia de que todo es posible, son algunas de las consecuencias que la Ley de Atracción trae a nuestras vidas. Aquellos que la emplean, enfocan su energía en los pensamientos de abundancia que van en pro de sus metas y no le temen a la incertidumbre del futuro. Confían en sus sueños y van a por ello. Suena algo difícil de lograr, pero una vez que conoces el poder de tu mente y de la ley, puedes confiar en que realmente obtendrás aquello que tanto deseas: amor, dinero, ganar sorteos, conseguir trabajo, reencontrarte con alguien o cualquier cosa que tengas en mente. Si nunca la has aplicado o no estás segura de cómo hacerlo, te recomiendo leer el artículo Cómo aplicar la ley de atracción en 7 pasos . Te ayudará a tener la mente más clara antes de comenzar a utilizar los procedimientos que te presento a continuación. En esta oportunidad, te traigo cuatro de los métodos más conocidos que s

RETO: 30 Días de Amor Propio

E l factor principal que influye en nuestra calidad de vida, es el amor propio . Influye enormemente en nuestro autoestima, determinando la mayoría de las decisiones que tomamos día a día: qué comemos, cuánto nos ejercitamos, en qué decidimos trabajar, las veces que decimos "no" a algo que no nos apetece hacer... Todas estas acciones son impulsadas según cuánto amor y respeto sintamos por nosotros mismos. Incluso el resentimiento dentro de nosotros puede hacernos actuar de forma inadecuada con las demás personas. Peleas con otros porque vas acumulando basura dentro de ti y tienes que tirarla afuera. La guerra no es el problema, el problema es el ser humano. Y la guerra no está afuera, está adentro. Y si no has peleado la guerra internamente, la pelearás afuera. Si has peleado la guerra internamente y has salido victorioso, entonces la guerra cesará. Es la única forma. Esta frase de Osho expresa con claridad el amor propio con respecto a nuestras relaciones inte

¿Por qué la Ley de Atracción NO te está dando Resultado?

La Ley de Atracción es un arma muy poderosa que podemos usar en nuestro día a día para obtener todo aquello que deseamos. Es una herramienta sumamente útil que puede cambiar totalmente el modo en el que vivimos. Sin embargo, el ser humano es naturalmente desconfiado por lo que solemos sabotear nuestro propio poder, alejándonos de nuestros deseos. Existen varios escépticos ante el poder de la Ley de Atracción así como varios fanáticos. No obstante, también sucede que hay gente que quiere creer en ella pero no obtiene aquello que tanto espera y su fallo termina en desilusión ¿Por qué sucede esto? ¿No se supone que la Ley trabaja de igual forma para todos? Si estás intentado implementarla y sientes que te falla constantemente y nunca ves los resultados, es probable que en realidad estés teniendo algunos errores inconscientes a la hora de querer trabajar con ella. Aquí te traigo los errores básicos de la Ley de Atracción para que aprendas a identificarlos y cambiarlos. No siempre