Ir al contenido principal

CÓMO DEJAR DE PROCRASTINAR SEGÚN JIM KWIK

¿Sabías que tan solo un tercio del funcionamiento de nuestro cerebro corresponde a la genética? Eso significa que dos tercios están bajo tu control y dependen de cómo entrenas a tu cerebro. Así que si piensas que eres olvidadizo, distraído y/o o eres “lento” y así serás siempre porque “así trabaja tu cerebro”, déjame decirte que te equivocas, ¡si puedes cambiarlo! Tal como los músculos, el cerebro puede ser entrenado para tener mayor concentración y ser más productivos en nuestro día a día.


Jim Kwik, fundador de Kwik Learning, es un experto en el aceleramiento del aprendizaje, velocidad de lectura, mejoramiento de la memoria y el entrenamiento cerebral en general. No nació con estas habilidades, de hecho de pequeño era conocido como “el niño del cerebro roto” debido a que una cirugía a los cinco años de edad lo dejó con dificultades para el aprendizaje. Si bien tuvo que esforzarse mucho más que otros niños, aprendió a leer con cómics, admirando superhéroes y afirmándose a si mismo que algún día iba a encontrar su propio superpoder. “Si el conocimiento es poder, entonces aprender es tu superpoder” se convirtió en una de sus frases más célebres del genio.

Durante más de dos décadas se ha encargado de compartir su superpoder con el mundo y ayudar a la gente a entrenar su cerebro. Inclusive entrena a grandes celebridades y emprendedores en el entretenimiento, tecnología, educación y negocios. Les enseña a leer más rápido, retener información más fácil y, entre otras cosas, dejar de lado los malos hábitos que frenan nuestro crecimiento.

Uno de los mayores desafíos para nuestro cerebro es dejar de procrastinar. Divagamos ante ciertas actividades y ponemos excusas inútiles para posponerlas. Lo cual, si lo piensas bien, es bastante tonto porque eventualmente tendremos que hacerlas de todos modos. Existen situaciones en las que tenemos un tiempo límite, y terminamos por hacerlo a las apuradas y regañándonos porque sabemos que no estamos usando todo nuestro potencial.

Si bien es algo natural que puede pasarle a cualquiera, a veces hacemos abuso de la procrastinación y terminamos siendo muy poco productivos. Es por eso que hoy les traigo métodos para dejar de procrastinar que aprendí de Jim Kwik. Tiene un episodio completo sobre este tema en su podcast “Kwik Brain” en caso de que quieran escucharlo por su cuenta (disponible en inglés).


Cómo dejar de procrastinar:

  • Procrastinar la procrastinación

Cuando venga a tu mente la idea de dejar lo que tienes que hacer para hacer algo más, invierte tu pensamiento. ¿Tienes una entrega pero tu cerebro te dice que antes veas alguna serie en Netflix? Bueno, dile a tu cerebro que verás Netflix después de trabajar. Inclusive si parece algo productivo, como no estudiar para ordenar tu habitación. Si sabes que lo estás haciendo solo para retrasar el estudio, invierte las cosas. Normalmente procrastinamos con el escudo de que “podemos hacerlo más tarde”. Bueno, también puedes limpiar más tarde, ver Netflix más tarde, e incluso descansar y no hacer nada más tarde.
¡Procrastina tu procrastinación y ponte manos a la obra!

  • Comienza por alguna parte.

Antes de dejar esa tarea de lado, comienza a hacerla. Ya sé, suena como algo obvio. “Deja de procrastinar haciendo las cosas”. Pero la verdad es que una vez que comienzas, querrás terminarlo. No pienses en el esfuerzo que conlleva la actividad en general, sino en lo sencillo que es empezarla. Por ejemplo, si estás procrastinando tu visita al médico, no pienses en que debes ir hasta el consultorio y pasar tu tiempo allí. Concéntrate más bien en la parte inicial, que es bastante sencilla: llama y pide turno. Ahora solo queda ir en la fecha acordada. ¿Ves? Haz dejado de procrastinarlo.

  • Derriba al monstruo.

A menudo lo que nos lleva a procrastinar es que vemos nuestra tarea como algo muy difícil. Comienza a desmembrar las partes y dejará de ser tan complejo. A medida que avances y tomes el ritmo, verás que se vuelve más sencillo. Es como leer. Puedes pensar “este libro es muy largo, me llevará demasiado tiempo”. Pero solo debes comenzar a leer la primera oración. Sigues por la segunda. Pronto habrás leído una página, después un capítulo y eventualmente terminarás por leer todo el libro. Se trata de dar estos “pequeños pasos” que en conjunto, uno tras otro, te llevan al lugar al que querías ir.

  • Se amable contigo mismo

No te castigues si no hiciste lo que debías hacer. El sentimiento de culpa no va a hacerte sentir mejor ni va a cambiar el hecho de haber procrastinado. Ten en cuenta que esto es algo que les pasa inclusive a las personas más brillantes del mundo. Eventualmente puede que tengas que hacer muchas cosas y prefieras dejar algo de lado. Está bien, eres humano, no siempre podemos con todo. Antes de culparte, di que lo harás al día siguiente. Perdónate, prográmalo y no sientas resentimiento. Hablarte en positivo es la herramienta más efectiva que tienes para cambiar tu humor y dejar grabado en tu subconciente que te valoras, que tienes voluntad y que puedes hacerlo.

  • Programa esa actividad

Es probablemente el método más sencillo de todos. Cuando te pones horarios y los vas cumpliendo, te sientes muy a gusto contigo mismo. Tal vez tu día no te permita poner horarios estrictos, pero si horarios aproximados para llevar a cabo cada actividad. Inclusive puedes hacerlo a modo de checklist. Definitivamente sentirás placer con cada actividad que marques como hecha, y querrás ver tu lista completa. El cerebro humano puede ser muy complejo, pero no es tan difícil de dominar.

  • Recuerda tu “por qué”

¿Por qué debes hacerlo?¿Qué beneficio te trae?¿De qué manera aporta a tu vida? Es mucho más sencillo hacer cualquier cosa cuando encuentras tu motivación. Al fin y al cabo, todas nuestras acciones giran en torno a un por qué, a un motivo que nos beneficia. Si sigues procrastinando, ese beneficio se verá más lejos. Así que toma esa motivación y, como dije en el punto tres, derriba al monstruo. Es importante que conectes tu deseo, tu visión y tu motivación con tus acciones. De nada sirve si estos elementos van individualmente por separado. Haz de tu motivación tu combustible, la energía que te lleva a ponerte en acción.


Un consejo extra que puedo darte para dejar de procrastinar específicamente las tareas rápidas (cómo cambiar ese bombillo que hace más de un mes se ha quemado), es hacerte la siguiente pregunta: ¿Me lleva más de cinco minutos? Si la respuesta es no, hazlo inmediatamente. No hay razón para seguir postergando tareas sencillas y rápidas por el simple hecho de ser sencillas.
Lucha con la pereza y la falta de voluntad y aplica él o los métodos que te sean útiles. Personalmente, utilizo todos según siento que la situación lo demanda.
Ya es un gran paso entrar a este artículo porque significa que tienes la intención de cambiar. Sin embargo, la diferencia radica entre tener esta información y ponerla en práctica. Te animo a que pienses ahora mismo algo que hayas postergado durante algún tiempo. Al terminar de leer estas palabras, confío en que te ocuparás de ello.
¡Que tengas Buena Vida!

VIDEO RECOMENDADO

Comentarios

Entradas populares de este blog

4 MÉTODOS PARA ATRAER TODOS TUS DESEOS

El control sobre nuestros pensamientos, la eliminación de límites mentales, el positivismo y la creencia de que todo es posible, son algunas de las consecuencias que la Ley de Atracción trae a nuestras vidas. Aquellos que la emplean, enfocan su energía en los pensamientos de abundancia que van en pro de sus metas y no le temen a la incertidumbre del futuro. Confían en sus sueños y van a por ello. Suena algo difícil de lograr, pero una vez que conoces el poder de tu mente y de la ley, puedes confiar en que realmente obtendrás aquello que tanto deseas: amor, dinero, ganar sorteos, conseguir trabajo, reencontrarte con alguien o cualquier cosa que tengas en mente. Si nunca la has aplicado o no estás segura de cómo hacerlo, te recomiendo leer el artículo Cómo aplicar la ley de atracción en 7 pasos . Te ayudará a tener la mente más clara antes de comenzar a utilizar los procedimientos que te presento a continuación. En esta oportunidad, te traigo cuatro de los métodos más conocidos que s

RETO: 30 Días de Amor Propio

E l factor principal que influye en nuestra calidad de vida, es el amor propio . Influye enormemente en nuestro autoestima, determinando la mayoría de las decisiones que tomamos día a día: qué comemos, cuánto nos ejercitamos, en qué decidimos trabajar, las veces que decimos "no" a algo que no nos apetece hacer... Todas estas acciones son impulsadas según cuánto amor y respeto sintamos por nosotros mismos. Incluso el resentimiento dentro de nosotros puede hacernos actuar de forma inadecuada con las demás personas. Peleas con otros porque vas acumulando basura dentro de ti y tienes que tirarla afuera. La guerra no es el problema, el problema es el ser humano. Y la guerra no está afuera, está adentro. Y si no has peleado la guerra internamente, la pelearás afuera. Si has peleado la guerra internamente y has salido victorioso, entonces la guerra cesará. Es la única forma. Esta frase de Osho expresa con claridad el amor propio con respecto a nuestras relaciones inte

¿Por qué la Ley de Atracción NO te está dando Resultado?

La Ley de Atracción es un arma muy poderosa que podemos usar en nuestro día a día para obtener todo aquello que deseamos. Es una herramienta sumamente útil que puede cambiar totalmente el modo en el que vivimos. Sin embargo, el ser humano es naturalmente desconfiado por lo que solemos sabotear nuestro propio poder, alejándonos de nuestros deseos. Existen varios escépticos ante el poder de la Ley de Atracción así como varios fanáticos. No obstante, también sucede que hay gente que quiere creer en ella pero no obtiene aquello que tanto espera y su fallo termina en desilusión ¿Por qué sucede esto? ¿No se supone que la Ley trabaja de igual forma para todos? Si estás intentado implementarla y sientes que te falla constantemente y nunca ves los resultados, es probable que en realidad estés teniendo algunos errores inconscientes a la hora de querer trabajar con ella. Aquí te traigo los errores básicos de la Ley de Atracción para que aprendas a identificarlos y cambiarlos. No siempre