Ir al contenido principal

10 CONSEJOS PARA SER MÁS PRODUCTIVO

Más de una vez me he ido a la cama reprendiendome a mi misma por no haber realizado todo lo que tenía en mente o haber utilizado mal mi tiempo. Sobre todo en los estudios. Vivimos en una era repleta de distracciones para nuestro cerebro: televisión, celulares, consolas, etc. y es sumamente tentador tirarse en el sofá a perder el tiempo con ellas.
Sin embargo, tropezón tras tropezón, aprendiendo y adoptando nuevos hábitos, he encontrado la manera de aprovechar mejor mi tiempo. Nunca me gustó la excusa de que “el día no me alcanza” porque en el fondo siempre supe que administrado de una forma diferente, el tiempo sobra.

Estamos hablando de 24 horas: 6 para dormir (nadie duerme 8, para ser realista), entre 8 y 10 horas para trabajar, 2 horas tal vez de transporte y unas 2 más para comer, bañarnos y demás. Se fueron 20 horas, quedan 4. ¿Te parece poco? Imagina estudiar un nuevo idioma tan solo una hora por día. Al cabo de un año habrás acumulado 365 horas de trabajo, ¡imagina cuanto habrás aprendido entonces! ¿Y si inicias un nuevo negocio en ese tiempo libre? Claro que será de a pequeños pasos pero imagina lo grande que puede llegar a ser.

Seguramente ya has escuchado esto antes, pero son nuestras actitudes y no nuestras aptitudes lo que determina nuestra altitud. Dicho en palabras de Tony Robbins:
Es por nuestras acciones y no por nuestras condiciones que formamos nuestro destino.
Prestando atención a las rutinas de grandes empresarios y emprendedores alrededor del mundo, y poniendome a prueba a mi misma, he definido algunas de las acciones que me han llevado a ser más productiva en este último tiempo.

10 Consejos para ser más productivo:

1. Levántate temprano

Si quieres aprovechar el día, sin duda debes madrugar. Al principio puede que cueste un poco, pero cuando seas consciente de la cantidad de cosas que puedes hacer antes de comenzar tu día laboral, amarás este hábito. Con el tiempo te habitúas y resulta ser lo más sencillo del mundo.
Eso sí, cuida tus horas de sueño. Si vas a levantarte dos horas antes, procura acostarte dos horas antes (o lo más cercano a dos horas antes que puedas). La calidad de sueño es muy importante, casi todos los especialistas dicen que lo ideal es entre 7 y 9 y no menos de 6. Personalmente, gran parte de mi vida he dormido 6 sin consecuencias negativas. Para profundizar, decidí buscar aproximadamente cuánto duerme la gente que conocemos de más éxito y esto es lo que encontré:

Barack Obama: 6 horas
Donald Trump: entre 3 y 4 horas
Bret Taylor: 6 horas
Bill Gates: 7 horas
Tony Robbins: entre 3 y 5 horas
Steve Jobs: 4 horas
Tim Cook: 7 horas

Claro que existen otros líderes que sí llegan a dormir 8 horas al día (marcado como el ideal), pero también hay algunos, especialmente en el lado de la ciencia, que duermen menos de lo que yo consideraría sano. El mayor ejemplo es Leonardo Da Vinci, que dormía tan solo 30 minutos cada 4 horas y afirmaba no sufrir el sueño y poder mantenerse trabajando constantemente.
La razón por la que te muestro estos datos es para que tengas en cuenta que sí es posible dormir seis horas y tener una mente despierta, sana y activa.

2. Ponte horarios

Algo tan simple que organiza tu vida. Muchas veces es difícil poner un horario en concreto y muchas otras surgen cosas de imprevisto que nos modifica el itinerario. Pero tener una lista con las actividades primordiales y un horario aproximado para ellas, es sumamente útil.
Además, si lo haces a modo de checklist, te sentirás muy a gusto tachando aquello que ya has realizado y querrás seguir cumpliendo con tus actividades del día. Es una pequeña forma de consentirnos que incrementa nuestra productividad.

3. Planifica horarios de descanso

Así como planificas tus actividades, planifica tus descansos. Lo ideal sería que planees unos 10 o 15 minutos entre actividad y actividad. También puedes planificar ver un capítulo de tu serie favorita en Netflix. Si ya tienes planificado lo que harás luego y sabes que el tiempo que estás ocupando es parte de tu descanso, no sentirás culpa alguna.
Planificar tus horarios no solo te ayuda a aprovechar el tiempo, sino también a disfrutarlo. Es un hábito que realmente deberías considerar. Puede que tan solo te lleve diez minutos en la mañana organizarlo y hace todo tu día más efectivo. Esto no significa que no puedas ser espontáneo de vez en cuando e improvisar otras actividades, pero sin duda le da cierto orden a tu vida.

4. Lee todos los días

La mayoría de los líderes son lectores. Existen muchos beneficios detrás de este simple hábito. Leer amplia nuestro vocabulario, estimula nuestra creatividad, aumenta nuestra concentración y nos puede dar mucha inspiración. Lo bueno es, que ni siquiera requiere mucho tiempo. Existen grandes mentes que son capaces de leer un libro por semana dedicando entre 30 y 45 minutos por día a la lectura.
Bien, tal vez no sea tu prioridad, pero intentar leer aunque sea un libro por mes puede cambiar la manera en que tu cerebro trabaja, ya que estará más entrenado y ágil.
No hay mejor manera de ser productivos que nutriendo y cuidando nuestro cerebro.

5. Recompensa tu esfuerzo

Festeja tus avances en todo lo que hagas. Es una buena estrategia para mantener la motivación y ser consciente de lo mucho que podemos hacer durante un día. Claro que las cosas no siempre salen como lo esperamos, pero si diste al menos un paso adelante, siéntete orgulloso de ti mismo.
Esto no significa que, por el contrario, cuando no cumplas te castigues. El sentimiento de culpa no lleva a ningún lado. El punto de este consejo, es darte un pequeño impulso para seguir siendo productivo en tu día a día.

6. Aliméntate bien

Tanto en la tonificación del cuerpo como en la tonificación de la mente, no solo influye el ejercicio sino también la alimentación. Si bien una dieta balanceada ya es algo sumamente positivo para nuestro cuerpo, hay alimentos en concreto que son mejores que otros para el entrenamiento del cerebro. Algunos de ellos son: aguacate, almendras, arándanos, brócoli, huevos, avena, remolacha y, mi favorito, chocolate negro.
Puedes investigar sobre esto y nutrir tu cerebro con los alimentos que más te apetezcan. Incluso puedes hacer un smoothie o batido tomando algunos de estos y metiéndolos a la batidora. Una bebida potente con muy buenos beneficios para el cuerpo y la mente.

7. Mantén tu entorno limpio

Trabajar en un ambiente ordenado nos hace mucho más productivos. Deshazte de aquellas cosas innecesarias que ocupan espacio en tu escritorio y te generan distracción. Limpia tu teclado y los muebles que te rodean y verás que te sentirás mucho más a gusto y estarás más enfocado.
Un ambiente adecuado a nosotros nos da mayor motivación y por ende nos impulsa a ser más productivos.

8. No procrastines tareas rápidas

Hace un tiempo, escuché un consejo tan sencillo, que no puedo creer lo mucho que me ha ayudado. A menudo hay actividades sencillas que simplemente no tengo ganas de hacer y dejo “para después”. Al ser fáciles de realizar pienso que no hay problema en si tomo un descanso o hago algo que me apetezca más, y luego me ocupo de ello cuando tenga ganas. Pero la verdad es, que termino “pateando” esa actividad y no la hago hasta mucho (mucho) después. Es como cuando se quema un foco y tardas más de un mes en cambiarlo.
Aquí va el consejo: Si te toma menos de 5 minutos, ¡hazlo ya! Grábalo en tu subconsciente. Ahora cada vez que estoy por procrastinar algo, esta frase se me viene a la cabeza e inmediatamente tomo acción sobre ello.
Claro que estas palabras por si solas no tienen sentido al menos que las apliques. Si la frase aparece en tu mente, es porque sabes que se trata de una actividad rápida. Toma el control y no procrastines este tipo de tareas.

Puedes encontrar otros tips para dejar de procrastinar aquí.

9. Ten en mente tu "por qué"

Hay días en los que parecemos maquinas cumpliendo obligaciones y ni siquiera sabemos por qué las estamos haciendo. Cuando te sientas de esa manera, desanimado y sin nada de inspiración, detente un instante y recuerda por qué es importante realizar aquellas tareas. ¿Por qué te levantas cada mañana? ¿A dónde quieres llegar con lo que estás haciendo? ¿Cuál es el beneficio que obtienes al realizar aquellas tareas?
Tal vez incluso te des cuenta de que le estabas dando prioridad a actividades que no son tan importantes como otras que te acercan más a tu objetivo. Si esto ocurre, puedes re-planificar tu día y volver a la acción totalmente motivado.
Hay una frase que me encanta y dice así: “Puede que no sea fácil, pero probablemente sea muy sencillo”, haciendo alusión a que llegar a tu objetivo puede ser un largo camino lleno de obstáculos; pero si es lo que quieres, será muy sencillo para ti ponerte en marcha.
Este es, en mi opinión, el consejo más valioso que puedo darte. Todos tenemos algo que nos motiva a seguir avanzando, si tienes en claro lo que te mueve a ti, todo será más sencillo de realizar.
Si estás interesado en profundizar en esto, puedes ver este video en Youtube con una técnica para encontrar tu por qué.

10. Ten paciencia contigo mismo

Por último pero no menos importante: se amable contigo mismo. Lo mencioné también en el post sobre cómo dejar de procrastinar. Si bien tienes todas las intenciones de sacarle el mayor provecho a tus días, no siempre va a ser así. Hay días en los que tal vez estés muy cansado, colapsado o simplemente no te dé el ánimo. Incluso puede que pasen imprevistos y situaciones que ocupen tu tiempo y son ajenas a tu control. No te preocupes, nos pasa a todos. Es importante comprender que un mal día no significa una mala vida.
Cuando sientas que tuviste una jornada muy poco productiva, no te regañes ni sientas culpa. Confía en que el día siguiente será mejor y haz lo que tengas al alcance para que así sea. Y te dejo con esta frase que me dijeron en mi viaje de egresados ante un imprevisto y aún recuerdo con mucho cariño: “Con una sonrisa en el rostro y un poco de amor, seguimos adelante”.
Y bien, esos son los consejos que puedo darte a partir de experiencia propia. Cambiar nuestros hábitos puede parecer algo muy difícil de lograr, pero una vez que tomas acción y te das cuenta de lo beneficioso que puede ser, comienzas a tomarte más en serio este tipo de cambios.
Espero que te haya sido sumamente útil y de alguna manera te de un empujoncito para ponerte en marcha.
¡Que tengas buena vida!

Comentarios

Entradas populares de este blog

4 MÉTODOS PARA ATRAER TODOS TUS DESEOS

El control sobre nuestros pensamientos, la eliminación de límites mentales, el positivismo y la creencia de que todo es posible, son algunas de las consecuencias que la Ley de Atracción trae a nuestras vidas. Aquellos que la emplean, enfocan su energía en los pensamientos de abundancia que van en pro de sus metas y no le temen a la incertidumbre del futuro. Confían en sus sueños y van a por ello. Suena algo difícil de lograr, pero una vez que conoces el poder de tu mente y de la ley, puedes confiar en que realmente obtendrás aquello que tanto deseas: amor, dinero, ganar sorteos, conseguir trabajo, reencontrarte con alguien o cualquier cosa que tengas en mente. Si nunca la has aplicado o no estás segura de cómo hacerlo, te recomiendo leer el artículo Cómo aplicar la ley de atracción en 7 pasos . Te ayudará a tener la mente más clara antes de comenzar a utilizar los procedimientos que te presento a continuación. En esta oportunidad, te traigo cuatro de los métodos más conocidos que s

RETO: 30 Días de Amor Propio

E l factor principal que influye en nuestra calidad de vida, es el amor propio . Influye enormemente en nuestro autoestima, determinando la mayoría de las decisiones que tomamos día a día: qué comemos, cuánto nos ejercitamos, en qué decidimos trabajar, las veces que decimos "no" a algo que no nos apetece hacer... Todas estas acciones son impulsadas según cuánto amor y respeto sintamos por nosotros mismos. Incluso el resentimiento dentro de nosotros puede hacernos actuar de forma inadecuada con las demás personas. Peleas con otros porque vas acumulando basura dentro de ti y tienes que tirarla afuera. La guerra no es el problema, el problema es el ser humano. Y la guerra no está afuera, está adentro. Y si no has peleado la guerra internamente, la pelearás afuera. Si has peleado la guerra internamente y has salido victorioso, entonces la guerra cesará. Es la única forma. Esta frase de Osho expresa con claridad el amor propio con respecto a nuestras relaciones inte

¿Por qué la Ley de Atracción NO te está dando Resultado?

La Ley de Atracción es un arma muy poderosa que podemos usar en nuestro día a día para obtener todo aquello que deseamos. Es una herramienta sumamente útil que puede cambiar totalmente el modo en el que vivimos. Sin embargo, el ser humano es naturalmente desconfiado por lo que solemos sabotear nuestro propio poder, alejándonos de nuestros deseos. Existen varios escépticos ante el poder de la Ley de Atracción así como varios fanáticos. No obstante, también sucede que hay gente que quiere creer en ella pero no obtiene aquello que tanto espera y su fallo termina en desilusión ¿Por qué sucede esto? ¿No se supone que la Ley trabaja de igual forma para todos? Si estás intentado implementarla y sientes que te falla constantemente y nunca ves los resultados, es probable que en realidad estés teniendo algunos errores inconscientes a la hora de querer trabajar con ella. Aquí te traigo los errores básicos de la Ley de Atracción para que aprendas a identificarlos y cambiarlos. No siempre